web analytics

Mujeres Sentadas en Círculo

"Nuestra tarea no es la de arreglar el mundo entero de una sola vez, sino la de estirarnos, y ordenar esa parte del mundo que está a nuestro alcance." - Clarissa Pinkola Estés.

Te invito a formar parte de una tribu de mujeres con la misión de cuidarnos y empoderarnos para transformarnos a nosotras mismas y al mundo, difundiendo y apoyando los valores que sustentan la vida, tales como el respeto mutuo, la igualdad, el empoderamiento, la empatía, la solidaridad, y cuidando del bienestar de todas las personas y del planeta. ¿Te unes?

Mujeres Sentadas en Círculo

"Nuestra tarea no es la de arreglar el mundo entero de una sola vez, sino la de estirarnos, y ordenar esa parte del mundo que está a nuestro alcance." - Clarissa Pinkola Estés.

Te invito a formar parte de una tribu de mujeres con la misión de cuidarnos y empoderarnos para transformarnos a nosotras mismas y al mundo, difundiendo y apoyando los valores que sustentan la vida, tales como el respeto mutuo, la igualdad, el empoderamiento, la empatía, la solidaridad, y cuidando del bienestar de todas las personas y del planeta. ¿Te unes?

En el blog:

Cómo crear una historia dramática en 30 segundos

Historia Dramática
  • 4
    Shares
Si alguna vez has creado una historia dramática en 30 segundos, sin tener idea sobre teatro ni literatura, y te gustaría dejar de hacerlo, sigue leyendo.

¡No! ¡La verdad es que este artículo no va sobre teatro ni literatura! Si has llegado hasta aquí buscando una técnica que te inspire para escribir tu última obra teatral, siento decepcionarte porque no puedo enseñarte a crear una historia dramática en treinta segundos… Pero, ¿y si en realidad ya sabes hacerlo?

Ahora que lo pienso, yo misma soy una experta creando historias dramáticas en pocos segundos. ¿Tú no?

Crear una historia dramática con información imaginaria

La mente humana tiende a rellenar los huecos donde faltan datos con información imaginaria. Y, por alguna razón, tendemos a rellenar dichos agujeros con la misma información imaginaria siempre.

Digamos que esa información imaginaria forma parte de nosotros. Es como una pieza de puzzle que intentamos hacer encajar en todos los puzzles donde observamos que falta una pieza.

Nuestra pieza del puzzle nos parace tan real que estamos seguras de que todo encaja.

Esta pieza del puzzle procede realmente de una historia muy especial, también imaginaria, que siempre nos contamos. ¡Se trata de nuestra historia! ¡Sí, eso que SIEMPRE nos pasa a nosotras! ¡Estamos convencidas!

Pero la realidad, muchas veces, es que somos expertas en hacer suposiciones y grandes dramas.

Crear una historia dramática instantánea es muy fácil

Recuerdo que, hace ya algún tiempo, una amiga me contó algo muy personal. Mencionó que alguien que yo conocía estaba envuelto en el asunto. No me dijo su nombre.

De pronto, una pequeña parte de mi mundo, se vino abajo. ¿A quién se refería? ¿Era esa persona quien yo me imaginaba? Si fuera así, aquello significaba que me había mentido. ¡No podía creerlo!

En aquel momento no me atreví a preguntar porque, si se trataba de quien yo suponía, sería más difícil disimular mi desconcierto.

Me despedí y subí a mi coche con una tristeza inmensa… ¡No podía ser! Casi no dormí en toda la noche…

¿Te suena? ¿Alguna vez te has hecho una película? ¿Te has puesto mal? ¿Te has puesto en lo peor? ¿Has perdido el sueño convencida de saber algo que no sabes?

El tercer acuerdo

De pronto, mientras conducía, me di cuenta de que, realmente, no podía ser. Recordé el tercer acuerdo: no hagas suposiciones. Y vi claramente que eso era lo que estaba haciendo. ¡Estaba haciendo suposiciones!

Supuse que se trataba de aquella persona por una simple descripción que, escuchada con más calma, no sólo se correpondía con ella. Me dio miedo preguntar y mi mente dibujó el peor de los escenarios, completando la información faltante y creando un drama. ¡Mi drama! Una gran superproducción imaginaria…

Cuando me tranquilicé se vino a mi mente otra persona que cuadraba mucho más en la historia. Todavía se trataba de una suposición, pero esta vez, sin drama.

A decir verdad, mi drama se materializó poco tiempo después en otra historia. Esa vez, no estando dispuesta a sufrir más por mi imaginación, pregunté directamente a esta persona, y por su respuesta supe que, después de todo, mi intuición no me mentía.

Parece difícil distinguir entre intuición y suposición… De hecho, confieso que creo que tengo esta asignatura aún pendiente.

No obstante, está claro que nuestros temores, quizá despertados por nuestra intuición, pueden llevarnos a imaginarnos historias que no está ocurriendo.

Don Miguel Ruiz dice que creemos que preguntar es peligroso, pero más peligroso parece suponer e inventar.

Nuestra historia de siempre…

Cuando reflexiono en esta historia dramática que acabo de contaros, me doy cuenta de que pertenece a una historia mayor: mi propia historia de siempre. Es una historia que yo me cuento… que siempre me he contado.

Esa historia mayor que nos contamos, en realidad, es bastante básica. Podría reducirse a una sola frase:

– «Siempre pierdo»

– «Los amigos siempre me fallan»

– «No puedo confiar»

– «En todos lados cuecen habas»

– «Nadie me quiere»

– «Las cosas nunca me salen bien»

Sea cual sea tu historia de siempre, es una historia donde tú eres la víctima. Pero esta historia es simplemente un acuerdo al que has llegado contigo misma. ¡No es real!

Y, por supuesto, tampoco son reales las historias que creamos con esta pequeña pieza irreal nuestra. Sin embargo, ¡cuántas veces, por una simple suposición donde tratas de encajar tu pieza te alejas sufriendo sin saber la verdad! ¿O cuántas veces has dejado que tus suposiciones y lo mal que te sientes hayan influido en tus palabras y en tus acusaciones, o en tus indirectas?

¡Pregunta antes de crear una historia dramática!

¡Pregunta! Y cuando obtengas respuesta, sé honesta. Si no puedes creer la respuesta, pregúntate por qué no puedes creerlo. ¿Es tu intuición realmente, o son tus acuerdos queriendo reforzar tu historia?

Y si finalmente una historia dramática se materializa, ¿optas por reforzar y creer más en tus viejos acuerdos, o eliges ver una oportunidad de crecer, amarte más, apostar por ti, superarte, decidir lo que más te beneficia… y ser feliz?

La verdad es que, si tiendes a crear historias dramáticas, no será fácil dejar de hacerlo. Requerirá un esfuerzo guerrero por tu parte. Tendrás que mantenerte alerta porque has aprendido muy bien, como yo y como todos los seres humanos, a crear historias que te hacen sufrir. ¡Pero puedes conseguirlo! 

Algo que puedo recomendarte para lograrlo es leer y trabajar un libro que a mí me ayudó mucho: Tu diosa guerrera interior

Libro Tu Diosa Guerrera Interior

 

¡Comparte lo bueno!
  • 4
    Shares
Marta Mondéjar
Marta Mondéjar
Bloguera, desarrolladora WordPress y traductora de inglés en Mujeres Sentadas en Círculo. Escribo y traduzco sobre liderazgo y empoderamiento femenino para contribuir a crear una sociedad «socidaria».

Dejar un comentario

Información básica sobre protección de datos

Responsable: Marta Mondéjar
Finalidad: Moderación, publicación y respuesta a comentarios de usuarios.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros salvo obligación legal.
Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través de este enlace.
Información adicional: Puedes consultar la información completa y detallada sobre protección de datos en mi política de privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto las condiciones de uso. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Quizá también te guste...

Te invito a conocer algunas cosas que me inspiraron a querer crear Mujeres Sentadas en Círculo, por si te apetece comprarlas e inspirarte tú también. Encontrarás más en la Tienda de souvenirs de nuestra tribu.

Sigue explorando...

Otros productos de la Tienda de souvenirs de la tribu

¿Nos vemos por mis redes?

"Lo que es bueno para la mujer, es bueno para el mundo" - Riane Eisler