web analytics

Mujeres Sentadas en Círculo

Te invito a formar parte de una tribu de mujeres con la misión de cuidar de sí mismas y de construir una sociedad «socidaria», en torno a los valores que sustentan la vida, tales como el respeto mutuo, la igualdad, el empoderamiento, la empatía, la solidaridad y cuidar de otros. ¿Te unes?

Mujeres Sentadas en Círculo

Te invito a formar parte de una tribu de mujeres con la misión de cuidar de sí mismas y de construir una sociedad «socidaria», en torno a los valores que sustentan la vida, tales como el respeto mutuo, la igualdad, el empoderamiento, la empatía, la solidaridad y cuidar de otros.
¿Te unes?

En el blog:

La Diosa que llevamos dentro

¿Necesitamos pertenecer o practicar una religión pagana para creer en la Diosa? ¿Qué sentido tiene, de todas maneras, ver lo divino con forma femenina?

La espiritualidad femenina está resurgiendo con fuerza entre las mujeres. En casi todos los círculos de mujeres se utilizan, en mayor o menor medida, elementos místicos de la antigua religión de la Diosa, tales como velas, inciensos, altares, piedras, estatuillas. Se comienza y se mantiene en ellos un ambiente sagrado, que provoca respeto y solemnidad.

En algunos casos, observo que va más allá, y se ofrece iniciación y formación de sacerdocio en diversos cultos femeninos, por ejemplo, en torno a María Magdalena.

Mi sentir al respecto es que la Diosa no precisa de una religión ni de una tradición ni de unos rituales ni creencias concretos, pues está despertando de igual manera en aquellas personas que somos espiritualmente soberanas… que nos quedamos sólo con lo que nos resuena, que escogemos aquello en lo que podemos o queremos creer, y que diseñamos nuestra forma propia de conectar con ella.

La Diosa no es exclusiva de la religión

Tampoco creo que la Diosa sea exclusiva de la religión pagana, neo-pagana, Wicca, Brujería, ni de la espiritualidad basada en la Tierra, ni de la espiritualidad femenina.

Lo cierto es que la Diosa se abrió camino para llegar a todos de alguna forma, a veces limitada en su divinidad, como en el cristianismo, a través de la Virgen María, y en el Islam, a través de Fátima. Pero también creo que llegamos a ella a través del crecimiento personal, como explicaré un poco más adelante.

Cuando la religión nos divide

He curioseado en grupos paganos de Facebook, y tristemente, he observado las mismas limitaciones y actitudes hostiles que, a menudo, tienen ciertos grupos cristianos hacia aquellos que no se conforman a una tradición concreta. Como si alguien que pensara de otra manera, o alguien que mezcle tradiciones o creencias, fuera una amenaza.

En una ocasión, en un grupo de Facebook para “sacerdotisas de la Diosa”, una mujer compartía una definición de qué es una diosa, que me parece muy válida… Para ella, una diosa es una mujer que está en el proceso de aprender a conocerse, aceptarse y amarse a todos los niveles, que se enfoca en su crecimiento personal y en su consciencia de sí misma.

Inmediatamente, otra mujer comentó su publicación, diciendo sentirse ofendida como pagana. Tanto, que creo que abandonó el grupo. Y me sentí triste…

Triste por verla ofendida, alegando que la Diosa es un espíritu divino inmortal en el mismo sentido que el Dios masculino de las religiones monoteístas actuales, y que una Diosa no es una mujer humana…

La Diosa es inmanente

Primeramente, me parece limitante decir que la Diosa es un espíritu cuando esta palabra se utiliza para hablar de algo separado de nosotros. Para mí, y por lo que he leído en libros de mitología que hablan de ello, la Diosa, simplemente, es.

Es inmanente. No se diferencia de otros espíritus ni de ninguna otra cosa, para que sea válido definirla como “un espíritu divino inmortal”. Simplemente es el Ser Único Universal, de quien formamos parte, y que forma parte de nosotros. No hay más que Ella abarcando tanto lo femenino como lo masculino, es decir, todo lo que existe.

Nosotros podemos estar o no conscientes de Ella, pero ella es consciente de todos nosotros; y como una Madre, nos nutre desde los niveles más básicos y físicos, y si nos conectamos conscientemente a Ella, también nos nutre a niveles más avanzados y espirituales.

Esta similitud con una madre que nos nutre mientras estamos – siempre- en su interior es la única razón para referirme a ella como Diosa o Madre Divina. Lo hago para diferenciar el concepto de un ser divino diferenciado y separado de nosotros, allá arriba en el cielo, como es el caso del Dios de las religiones monoteístas actuales.

Conectar con la Diosa y nuestra espiritualidad a través del crecimiento personal

Cuando una mujer, al igual que un hombre, está en el proceso de aprender a conocerse, aceptarse y amarse a todos los niveles, se enfoca en su crecimiento personal y en su consciencia de sí misma, se está conectando a la Diosa a un nivel más íntimo, y por tanto, reflejando y canalizando Su Divinidad.

Si ella es el reflejo de la Diosa, es una diosa en sí misma, y no hay nada ofensivo en reconocerlo.

En este sentido, he encontrado muy útiles los elementos sagrados, los inciensos, las velas, las cartas, el altar y los rituales. Sin necesidad de abrazar ninguna religión ni culto, me han ayudado a conectar con mi divinidad, que es la divinidad de Ella.

Esta, por supuesto, es mi reflexión personal. No es la Verdad absoluta, porque nuestro entendimiento cosmológico y espiritual será siempre subjetivo… ninguna religión, tradición espiritual ni ser humano individual alcanza a conocer la realidad objetiva.

Pero no pasa nada… Si nuestras mentes perciben realidades subjetivas, así será como la Diosa quiere que sea… Tal vez el amor y la unidad entre todos nosotros, así, sea incluso un logro más hermoso… Un verdadero acto de fe.

Marta Mondéjar
Marta Mondéjar
Bloguera, desarrolladora WordPress y traductora de inglés en Mujeres Sentadas en Círculo. Escribo y traduzco sobre liderazgo y empoderamiento femenino para contribuir a crear una sociedad «socidaria».

Dejar un comentario

Información básica sobre protección de datos

Responsable: Marta Mondéjar
Finalidad: Moderación, publicación y respuesta a comentarios de usuarios.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros salvo obligación legal.
Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través de este enlace.
Información adicional: Puedes consultar la información completa y detallada sobre protección de datos en mi política de privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto las condiciones de uso. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Quizá también te guste...

Vuelve Madre

Una oración anónima a la Diosa para pedir que vuelva a nuestro corazón y a nuestra sociedad la actitud «socidaria» de los pueblos antiguos que la adoraban.

Sigue leyendo »

Sigue explorando...

Páginas Amarillas especializadas en Socidaridad...

Riane Eisler

Riane Eisler

Riane Eisler nos enseña que un nuevo modelo social socidiario y una nueva economía del cuidado es posible. Su trabajo más reciente, Nurturing Our Humanity:

Leer Más >>

Próximos eventos interesantes para ti

¿Nos vemos por mis redes?

"Lo que es bueno para la mujer, es bueno para el mundo" - Riane Eisler