web analytics

En nuestros círculos, creamos intencionalmente un
espacio seguro para conectar con otras mujeres

"Lo contrario del patriarcado no es el matriarcado. Es el círculo."

Jean Shinoda Bolen



En nuestro círculo de mujeres tienes derecho a brillar, mimarte y ser escuchada

En el círculo todas somos como radios de una rueda, igual de valiosas, imprescindibles e importantes

Pon tu teléfono en horizontal

En el blog:

La Madre Tierra necesitaba un respiro

¡Hacemos un círculo al mes! Cuando tengamos el siguiente programado, aparecerá anunciado aquí debajo! Vuelve en unos días.
Madre Tierra
  • 15
    Shares
Nuestro modo de vida se ha detenido con el coronavirus. ¿Es la Tierra un ser vivo y consciente, invitándonos a reflexionar? ¿Queremos volver cuanto antes a la «normalidad»?

No sé vosotras, pero desde que en un país tras otro se empezó a decretar que la población se quedara en casa para detener el avance del coronavirus, no me quito de la cabeza la idea de que nuestra Madre Tierra ha sabido, utilizando medios naturales, cómo detener nuestro ritmo frenético. Un ritmo y un modo de vida que la está afectando, afecta a los demás seres vivos del planeta, y en última instancia, nos afectará a nosotros mismos, cuando el cambio climático sea imparable.

Madre Tierra: Amor de Madre

Posiblemente muchas personas pensarán que eso es ridículo, pero me consta que muchas otras también sienten que la Madre Tierra nos está corrigiendo, con su amor de madre. Digo «sienten» porque esto no se sabe con el intelecto. Con el intelecto, como mucho, se rechaza tal idea. Pero si guardamos silencio, nos detenemos de nuestro incansable hacer, y escuchamos atentamente, algo dentro nuestro nos lo dice. El otro día, cuando celebramos el Círculo de Mujeres Virtual (22 marzo 2020): Preocupaciones, sentimientos y esperanza en tiempos del coronavirus, me sorprendió ver que yo no era la única con esta idea en mi corazón.

Digo que nos corrige con amor, porque aunque están muriendo muchas personas, después de todo el COVID-19 no es un virus letal. Simplemente es muy contagioso, y sólo por eso, nos está azotando con la muerte de seres queridos: mayormente, los más ancianos y débiles. No quiero imaginar qué ocurriría si este virus tan contagioso tuviese la letalidad del évola. Entonces, no tendríamos oportunidad.

Pero dadas las circunstancias, sí la tenemos. Tenemos oportunidad de reconocer que nuestro modo de vida es destructivo, incluso para nosotros mismos. Podemos reconocer cómo nuestra ausencia y nuestro freno están permitiendo a la Tierra respirar. Los niveles de contaminación bajan indiscutiblemente, y esto es algo que podríamos mantener si tan sólo gran parte de la población continuase trabajando desde casa cuando esto termine.

Una oportunidad para cambiar nuestra conducta y nuestra cultura

Es como si alguien, inteligente y consciente, nos estuviese dando la oportunidad de ponerle freno. Si ahora, en 2020, nos replanteamos nuestro modo de vida, y hacemos algunos cambios en nuestra conducta y cultura, estaremos a tiempo de evitar el desastre climático provocado por nuestra civilización. Pero mucha gente sólo piensa en volver a la «normalidad», a la misma de siempre.

Seguramente, cuando digo que alguien inteligente y consciente está detrás de esto, y referirme como me refiero, no a alguien humano, sino a la Gran Madre, muchos dirán que veo lo que quiero ver. Pero creo que es peor estar ciegos y no ver nada. La creencia en algo mayor que nosotros mismos siempre nos ha ayudado. Y esta vez también. No se trata de tener miedo, sino de tener más consciencia. Comprender que la Madre Tierra no está aquí para que la explotemos sin descanso, sino para que la cuidemos y la amemos, y también somos responsables, debido a nuestra mayor consciencia e intelegencia, de cuidar del bienestar de las demás criaturas.

La evolución no nos hizo más inteligentes y más conscientes para que lo domináramos todo, para que lo ensuciásemos todo, ni pasáramos como apisonadoras por encima de las demás criaturas de la Tierra. Al contrario, la naturaleza también nos ha dotado de una capacidad única de amar, de enternecernos, de compartir, de compadecernos, de ayudar, de cuidar… Y este virus está sacando, no sólo lo peor de algunos individuos, sino también lo mejor de muchas personas y muchos colectivos.

Cómo nos inspira Madre Tierra o el arquetipo de la Diosa Madre

Si os hablo de la Gran Madre, representada por Madre Tierra y la coloco como autora de lo que está ocurriendo, es porque Ella puede inspirarnos. El arquetipo de la madre ya estaba presente en la Diosa del pasado, y en muchas de las diosas que representaban su aspecto maternal. Como dice Jean Shinoda Bolen en su libro Mensaje Urgente a las Mujeres (titulo original en inglés: Mensaje Urgente de la Madre), necesitamos traer de nuevo este arquetipo para equilibrar el mundo con la energía femenina, prácticamente inexistente en las tres grandes religiones. Esta es la razón principal de que el mundo esté desequilibrado.

No es una guerra: los sanitarios no son soldados ni nosotros tampoco

De este desiquilibrio da buena cuenta el hecho de que en España se esté hablando de «guerra» contra el coronavirus. Incluso los sanitarios hablan de guerra. Parece que no reconocemos otro lenguaje heroico que el lenguaje militar. ¡Pero no! No estamos en guerra contra el coronavirus como dicen los que piensan que el lenguaje militar nos impulsará a «luchar juntos» como si no hubiera otra manera de ser héroes.

Los sanitarios no son soldados, son cuidadores. Las limpiadoras no son soldados, son cuidadoras. Los reponedores del supermercado no son soldados, son cuidadores. Los ciudadanos no nos quedamos en casa para luchar contra el virus, sino para cuidar de que los más vulnerables no se contagien. Somos cuidadores. Incluso los militares que montan el hospital en IFEMA no están siendo soldados, sino cuidadores.

Esto no va de luchar, sino de cuidar. Luchar ha sido tradicionalmente masculino. Cuidar ha sido tradicionalmente femenino. ¿Será que tenemos que llamarlo luchar para que nos parezca lo suficientemente heroico? ¿Por qué no reconocer que cuidar es heroico? ¿Que cuidar es esencial? ¿Que hoy, para salir adelante, lo que necesitamos son cuidadores y no soldados?

Creando una nueva economía: la economía del cuidado

Y justamente, los cuidadores son la clave para renovar y cambiar por completo una economía que ahora se teme se vea frenada y mermada, a causa del parón.

Ahora más que nunca sería necesario un libro como La Verdadera Riqueza de las Naciones: Creando una economía del cuidado. Como está prácticamente descatalogado, habrá que buscarlo en bibliotecas, o probar suerte con otras obras parecidas, que puedan hablar de la economía de los cuidados. Os invito a dejarme un comentario si conocéis algún otro libro sobre este tema.

Por resumirlo de alguna manera, la economía depende de aquello a lo que le damos valor. Hoy en día, queda demostrado que los cuidadores son lo más valioso que tenemos. Pueden inventarse nuevos indicadores económicos que los tengan en cuenta. Escribí sobre el nuevo modelo económico propuesto por Riane Eisler en el artículo La lucha entre el capitalismo y el socialismo será ganada por un «ismo» totalmente diferente. También puedes encontrar más información sobre el libro en la web de Riane Eisler.

Ni que decir tiene, cómo cambiaría, no sólo la economía, sino una sociedad si, en lugar de valorar aquello que arrebata la vida (¡cuánto se gasta en armamento!), valoráramos el capital humano que cuida de ella.

(Foto: autor desconocido. Contáctame si eres el autor de esta foto).

¡Comparte lo bueno!
  • 15
    Shares
Marta Mondéjar
Marta Mondéjar
Facilitadora de círculos, bloguera, desarrolladora WordPress y traductora de inglés en Mujeres Sentadas en Círculo. Escribo y traduzco sobre liderazgo y empoderamiento femenino para contribuir a crear una sociedad partnership, basada en la solidaridad, el compañerismo y la participación igualitaria.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

Responsable: Marta Mondéjar
Finalidad: Moderación, publicación y respuesta a comentarios de usuarios.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros salvo obligación legal.
Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través de este enlace.
Información adicional: Puedes consultar la información completa y detallada sobre protección de datos en mi política de privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto las condiciones de uso. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lo más leído...

Quizá también te guste...

Vuelve Madre

Una oración anónima a la Diosa para pedir que vuelva a nuestro corazón y a nuestra sociedad la actitud «socidaria» de los pueblos antiguos que la adoraban.

Sigue leyendo »

Volvernos a la Diosa

Diferencias sociales entre los esclavos de Dios y los hijos de la Diosa. Por qué volvernos a la Diosa es el pasaje de la humanidad hacia el futuro.

Sigue leyendo »
"Lo que es bueno para la mujer, es bueno para el mundo" - Riane Eisler

¡Ven a nuestro próximo círculo!

¡Hacemos un círculo al mes! Cuando tengamos el siguiente programado, aparecerá anunciado aquí debajo! Vuelve en unos días.