web analytics

Acompaño a las mujeres a empoderarse creando espacios seguros, transformacionales y co-creativos donde puedan ser ellas mismas y conectar con su sagrada esencia femenina en compañía de otras mujeres

"Lo contrario del patriarcado no es el matriarcado. Es el círculo."

Jean Shinoda Bolen

En el círculo todas somos como radios de una rueda, igual de valiosas, imprescindibles e importantes

Pon tu teléfono en horizontal

En el blog:

Volvernos a la Diosa

¡Hacemos un círculo al mes! Cuando tengamos el siguiente programado, aparecerá anunciado aquí debajo! Vuelve en unos días.

Recibe en tu correo nuestras novedades


INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS.
Responsable: Marta Mondéjar.
Finalidad: Recibir periódicamente en tu bandeja de correo electrónico novedades e información comercial, entradas del blog y otra información de tu interés, siempre relacionadas con esta web, y en particular, con las actividades de la comunidad.
Destinatarios: No se comunican datos a terceros.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos. Puedes darte de baja en cualquier momento a través del enlace que encontrarás para ello en cada correo electrónico que recibas.
Almacenamiento y Tratamiento: Tus datos serán transferidos a la plataforma de MailRelay, donde quedarán almacenados y serán tratados con la finalidad indicada.


(Importante:  Recibirás un correo electrónico con instrucciones para que puedas confirmar que deseas que te envíe información periódicamente).

  • 16
    Shares
Diferencias sociales entre los esclavos de Dios y los hijos de la Diosa. Por qué volvernos a la Diosa es el pasaje de la humanidad hacia el futuro.

Crecí como creyente en una de esas denominaciones cristianas que favorecen la lectura y conocimiento de la Biblia, por lo que conozco a fondo los detalles de muchas historias bíblicas y al dios Yavé o Jehová (es el mismo) del que se habla en ellas. Para mí, en aquel tiempo, como para tantas personas hoy día, Él era mi Dios (con mayúsculas). El único Dios verdadero.

Conocía una historia sobre la creación del mundo y de Adán y Eva, “la primera pareja humana”, que para mí era la verdad del origen de la Tierra y de la vida en ella. Mi Dios era amor, quería creer yo, tal y como se indica en la Biblia en 1 Juan 4: 8.

Pero este mismo Dios mostraba favoritismo, y su amor era condicional. Por ejemplo, despertó la rabia de Caín hacia su hermano Abel. Una rabia que terminó en asesinato, al preferir la ofrenda de un animal sacrificado como un mejor regalo para Él, que el de Caín, que le trajo frutos de la tierra que él mismo había cultivado. Me pregunto qué clase de padre o madre que reflexione bien el asunto no sabe que no es buena idea en absoluto mostrar favoritismo a un hijo sobre los otros.

Un Dios mortífero

Además, este Dios que supuestamente es amor, en realidad sólo lo ofrece bajo ciertas condiciones (obediencia y adoración exclusiva). Por ejemplo, en Éxodo 34:14, Él se llamaba a sí mismo “Celoso,” como si ser celoso fuese síntoma de una personalidad saludable. Preso de sus celos, en una ocasión dio orden a Moisés de que cada uno tomase la espada y matara a su hermano. Esto ocurrió porque, al poco tiempo de salir de Egipto, gran parte del pueblo se volvió a la antigua adoración que conoció allí.

El “delito” de los 3.000 hombres asesinados aquel día (¡que se dice pronto, pero imaginad por un momento la matanza!) fue perder la fe en el dios de Moisés, y atribuir su salida de Egipto al favor de otros dioses en los que ellos habitualmente habían estado creyendo. En realidad, murieron menos personas de las que pudieran haber muerto aquel día, pues la primera reacción de este supuesto Dios de amor ante este incidente fue destruirlos a todos, y construirse una nueva nación favorita a partir únicamente de los hijos de Moisés. (Exodo 32: 1-35).

No fue ni la primera ni la última vez que este Dios decidió destruir y acabar con la vida de sus criaturas. El Gran Diluvio, Sodoma y Gomorra, los genocidios ordenados sobre los pueblos de Canaán, y el futuro Armagedón que pronostica el libro de Apocalipsis, son sólo unos cuantos ejemplos más de que cuando los humanos no usan su libre albedrío como a este Dios le gustaría que lo hiciesen, se enfada mortíferamente.

Por si fuera poco, la lista de crueldades ordenadas o permitidas en la Biblia es terrorífica. Hoy día, no puedo entender cómo pude leer tales barbaridades y justificarlas. Supongo que me habían enseñado a no poner en tela de juicio al “Dios Verdadero”.

Volvernos a la Diosa

Una lista “corta” de tales crueldades se recopila en un libro que he leído recientemente: Switching to Goddess. Humanity’s Ticket to the Future. (Volvernos a la Diosa. El pasaje de la humanidad hacia el futuro).

Si puedes leer en un nivel avanzado de inglés y te interesa la Diosa, te recomiendo este libro erudito, pero escrito en un estilo cómico, ordinario y cercano.

Un libro sobre la diosa en inglés, pero muy original, educativo y divertido

En él se nos revela, como ya sabemos por otros libros de arqueología y antropología, como El cáliz y la espada, que la humanidad vivió durante miles, o decenas de miles, de años antes de la aparición del dios Yavé o Jehová adorando a la Gran Diosa Madre, o, como la llama este libro, la Diosa Madre Guiadora.

El libro compara a los dioses recién llegados al final del Neolítico y en la Era de Bronce con auténticos matones, esnob y arrogantes, subidos en sus Harley Davidson que llegan para perturbar la paz de una tranquila ciudad. No sólo a Yavé-Jehová, sino a muchos otros dioses del trueno, el rayo, la espada y el cielo que trajeron consigo las invasiones kurgas.

Ni siquiera Jesús se salva en este libro, pues la autora afirma que el amor de Jesús también es condicional: si no pones fe en él, no te salvas. Si no te comportas de determinada manera, castigo y amenazas de fuego ardiente, infierno y Gehena. (Mi opinión personal es que después de la muerte del maestro Jesús, es posible que se pusieran en su boca muchas palabras que no dijo).

En cambio la Gran Madre, o Diosa Madre Guiadora ama a todos sus hijos e hijas, sin condiciones, sin amenazas, sin castigo ni coerción. Los ama simplemente porque son sus hijos. Y, a diferencia del dios del cristianismo (ver Juan 1:12), con Ella no hay que hacer nada especial para ser considerados sus hijos, más allá de simplemente ser y existir.

Diferencias sociales entre los esclavos de Dios y los hijos de la Diosa

Se trata del verdadero amor incondicional de una madre sana. Ella jamás incitaría a sus propios hijos al odio, la guerra, el genocidio ni el crimen entre sí, mucho menos, por motivos religiosos. Y como todos somos sus hijos, sin distinción ni preferencia, de cualquier raza, país, religión, orientación sexual, etc., tales horrores serían imposibles entre nosotros, los humanos.

La autora de Switching to Goddess explica, como ya hiciera Riane Eisler en El cáliz y la espada, que las sociedades de la Diosa eran, según muestran los restos arqueológicos, pacíficas, amantes de la paz y la cultura, igualitarias, solidarias y respetuosas con el medio ambiente y la Madre Tierra.

Por contra, y como ya sabemos, las sociedades posteriores, guiadas por sus dioses celosos y dominadores, eran y siguen siendo violentas, amantes de la guerra y la destrucción, donde reina la desigualdad, la falta de empatía y un trato descuidado al medio ambiente, así como una actitud de dominación sobre la Tierra, que es, junto a las mujeres, vista como un regalo de los dioses para el disfrute y dominación del hombre.

Para la autora de Switching to Goddess está claro, como para muchas otras personas, que si seguimos siendo guiados por los principios impartidos por los dioses padre y el dios que ella llama dios de la ciencia, pronto nos autodestruiremos.

Para ella, la solución pasa por cambiar, casi como si tal cosa, la adoración del Dios celoso por la honra de la Diosa. (Lo dice con una ligereza que a mí me parece pasmosa, dado que sé cuan arraigadas a “su Verdad” están las religiones abrahámicas y monoteístas más radicales). Lo hace, por supuesto, desde el punto de vista de que está sobradamente claro, aunque muchos aún no lo vean, que ni el Dios ni la Diosa son otra cosa que constructos humanos creados para dar sentido a nuestra necesidad espiritual o de religiosidad.

Sencillamente, Ella trae amor y paz, donde Él sólo trae conflicto y guerra.

Si te interesa la Diosa, tal vez te gusten estos artículos que puedes comprar en Amazon a través de la tienda de la tribu.

¡Comparte lo bueno!
  • 16
    Shares
Marta Mondéjar
Marta Mondéjar
Acompaño a las mujeres a empoderarse creando espacios seguros, transformacionales y co-creativos donde puedan ser ellas mismas y conectar con su sagrada esencia femenina en compañía de otras mujeres.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

Responsable: Marta Mondéjar
Finalidad: Moderación, publicación y respuesta a comentarios de usuarios.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros salvo obligación legal.
Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través de este enlace.
Información adicional: Puedes consultar la información completa y detallada sobre protección de datos en mi política de privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto las condiciones de uso. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lo más leído...

Quizá también te guste...

Vuelve Madre

Una oración anónima a la Diosa para pedir que vuelva a nuestro corazón y a nuestra sociedad la actitud «socidaria» de los pueblos antiguos que la adoraban.

Sigue leyendo »
"Lo que es bueno para la mujer, es bueno para el mundo" - Riane Eisler

¡Regalo de bienvenida!

50% de descuento al reservar tu espacio cualquier mes en nuestro círculo virtual

¿Quieres recibir por correo electrónico las novedades sobre nuestros círculos, artículos del blog, etc.?

Rellena este formulario. (Recibirás un correo electrónico con instrucciones para que puedas confirmar que deseas que te envíe información periódicamente).


INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS.
Responsable: Marta Mondéjar.
Finalidad: Recibir periódicamente en tu bandeja de correo electrónico novedades e información comercial, entradas del blog y otra información de tu interés, siempre relacionadas con esta web, y en particular, con las actividades de la comunidad.
Destinatarios: No se comunican datos a terceros.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos. Puedes darte de baja en cualquier momento a través del enlace que encontrarás para ello en cada correo electrónico que recibas.
Almacenamiento y Tratamiento: Tus datos serán transferidos a la plataforma de MailRelay, donde quedarán almacenados y serán tratados con la finalidad indicada.


¡Ven a nuestro próximo círculo!

Conecta con la guerrera que vive en ti
La guerrera es un arquetipo o rasgo de la personalidad que todas podemos desarrollar. Cuando se activa en ti, te proporciona el coraje que necesitas para decir tu verdad y establecer límites. Sólo tenemos que aprender acceder a ella. ¡En este círculo conectaremos con esa guerrera interior!