web analytics

Acompaño a las mujeres a empoderarse creando espacios seguros, transformacionales y co-creativos donde puedan ser ellas mismas y conectar con su sagrada esencia femenina en compañía de otras mujeres

"Lo contrario del patriarcado no es el matriarcado. Es el círculo."

Jean Shinoda Bolen

En el círculo todas somos como radios de una rueda, igual de valiosas, imprescindibles e importantes

Pon tu teléfono en horizontal

Comunidad

Avisos
Vaciar todo

Queremos criar a nuestros hijos nosotras mismas  

Página 1 / 3

Marta Mondéjar
Respuestas: 44
(@msec)
Eminent Member
Registrado: hace 1 año

Esta semana se presentaron en nuestros foros privados varias chicas que se registraron en nuestra tribu, y una gran mayoría de ellas me sorprendió con la grata bendición de ser madres que están cuidando de sus hijos pequeños personalmente.

Algunas trabajan desde casa, que creo que es la situación ideal, y otras quizá no están trabajando.

Como bien apuntaba @josi una de nuestras Pobladoras de la tribu, nuestra sociedad actual castiga la maternidad, o no la tiene en cuenta. En apariencia, se ha vuelto contra nuestro desarrollo personal y laboral, porque no tenemos el apoyo necesario para parir hijos y criarlos sin ser luego duramente castigadas por el mercado laboral.

Muchas no estamos en situación de poder dejar nuestros trabajos, o trabajar desde casa, para criar a nuestros hijos como nos gustaría, y como consecuencia, o bien no los tenemos, o bien los tenemos y los dejamos en una guardería... convirtiéndonos en extrañas, en realidad, para ellos.

Y como decía @purificacion, cito literalmente, "necesitamos vínculo, vínculo de apego seguro, amor, atención, respeto, cuerpo de mamá, brazos. Y así creceremos como adultos sanos, seguros de sí mismos, empáticos, amorosos, respetuosos (con nosotros y con los demás)".

No puedo estar más de acuerdo, y es evidente que las mujeres nos hemos incorporado a un mercado laboral pensado por y para hombres... Y está muy bien, por supuesto, como feministas que lográsemos incorporarnos... ¡Pero no es suficiente! Debemos luchar para que nuestra maternidad no sea un accidente ni un escollo.

La maternidad, no como el simple acto de parir, sino de verdaderamente tener la oportunidad de ser madre: gestar, parir, amantar, cuidar, criar, alimentar, educar... parece considerarse en nuestra sociedad, y en nuestros lugares de trabajo, como algo de importancia secundaria.

Lo importante hoy día, parece ser no bajarse del carro... no dejar de cotizar... (No sé cómo será en otros países, pero en España, si no cotizamos una cantidad determinada de años, estamos condenadas a no poder recibir una pensión de jubilación después).

Con este desamparo nos enfrentamos a la hora de ser madres. ¡Debemos cambiar esto y luchar por poner la maternidad en el lugar sagrado y venerado que se merece, como acto de dar la vida, cuidarla y nutrirla!

¿Y cómo lo cambiamos? ¿Cómo luchamos? ... Lo que dice Riane Eisler, es que para cambiar el mundo hay que cambiar las conversaciones.

Por eso, lo más importante es empezar a hablar de esto, en público y de viva voz... Hablar de lo que pensamos y lo queremos, en lugar de rendirnos y asumir que así es el mundo, y esto es lo que hay.

Desde aquí aplaudo a estas mujeres, pobladoras ya de mi tribu, dispuestas a educar a sus hijos de una forma más consciente. Ojalá todo lo que podamos compartir aquí contribuya a un cambio en las conversaciones de la sociedad, que a su vez nos lleve a una educación más consciente para nuestros hijos, que al final son, los humanos del futuro.

12 respuestas
Marta Mondéjar
Respuestas: 44
(@msec)
Eminent Member
Registrado: hace 1 año

Os comparto este artículo que he leído hoy. Me pregunto si lo que nos dice aquí no es prueba suficiente para entender que nos estamos privando de ese amor tan grande que la naturaleza nos regala.

No se puede esperar que el sistema laboral tenga corazón, y entienda las implicaciones y necesidades de la maternidad.

Pero eso es simplemente porque el sistema ha sido creado sin corazón. Hay que dotarlo de ese corazón. Una forma de hacerlo, se me ocurre, es creando empresas con corazón... Emprendiendo desde el corazón, como hacen empresas, por ejemplo, con la certificación B, pronto llenaríamos de corazón el mundo laboral. Lo haríamos más humano. Más pro vida, más pro cuidado, más pro bienestar...

En el afán por producir, nos olvidamos de "producir" seres humanos de la mayor calidad, llenos del amor y la presencia de sus madres.

Y eso es ir contra nuestra propia naturaleza, porque esta nos regala los mecanismos necesarios para dar a nuestros bebés aquello que más precisan.

https://www.etapainfantil.com/olor-recien-nacido-provoca-efecto-narcotico-cerebro-madres

Responder
Marellori
Respuestas: 4
Registered
(@marellori)
New Member
Registrado: hace 12 meses

¡Qué pena! Porque incluso las propias mujeres nos saboteamos unas a otras y nos juzgamos en todo lo que se refiere a la maternidad. En la sociedad estamos también nosotras y no debería ser así. Al menos entre nosotras deberíamos poder tener una especie de tribu, de lazo de sangre, de hermandad. Pero no, lo que yo encuentro como madre, es que hay mucho espacio para una mujer que elige su carrera por delante de tener familia y ninguno para las que elegimos otras maneras de hacer. Yo no creo que la mía sea la perfecta, pero mientras funcione será la que reinará en mi casa.

A veces, muchas, es frustrante no tener la vecina de al lado con niños de la edad de las mías para que jueguen por la mañana mientras hago las tareas domésticas. Porque sí, educo en casa, pero también tengo que limpiar, hacer lavadoras, preparar comidas... Y eso ya de por sí es un trabajo a jornada completa. Por si fuera poco, añadamos el de cuidadora de menores, que es otro trabajo de 24h. Pero como no cobro, como no gano económicamente nada, no participo en la economía doméstica de mi casa y por supuesto no aporto a las arcas del estado, mi contribución es un 0, no solo no suma, sino que parece que reste.

Sin embargo, mis partos en casa los hemos pagado nosotros (el sistema publico sanitario no lo cubre en España), no recibo subvenciones para guarderías ni escuelas, acudimos al medico solo para las revisiones. No percibo prestaciones por desempleo, ni por mujer trabajadora, tampoco cheque bebé, ni subsidios varios. Está bien, no lleno las arcas del estado, pero tampoco las vacío.

Cada una elige qué quiere, casi siempre se puede luchar y defender tus sueños. Nosotros vivíamos en la periferia de Barcelona y aumentar la familia era casi imposible. Así que vendimos todo y nos fuimos a la falda de Montserrat (dando un poco de rodeo). Ojalá todos pudiésemos elegir libremente la vida que vivir, sin que la sociedad nos castigara por ello. Para vivir mis hijas... ¿qué me queda? 10-15 años... ¿Para trabajar? mínimo 30. A mí las cuentas me salen claras. Ellas van a crecer, trabaje fuera de casa y delegue su crianza o no. ¿Porqué voy a regalarle yo este privilegio a nadie?

Responder
Marta Mondéjar
Respuestas: 44
(@msec)
Eminent Member
Registrado: hace 1 año

¡Gracias por tu hermosa aportación, Montse @marellori! ?

Celebro que hayas podido elegir un camino que te hace feliz. A mí tampoco me gustaría delegar a nadie el privilegio de criar a mis hijos, si la vida me diese la oportunidad de tenerlos. Pero tengo 42 años, y hace poco que he encontrado a quien pudiera ser el padre de mis hijos. Él no tiene trabajo, y por ahora vive en casa de sus padres. El tiempo se agota. Pero como hace tiempo que asumí que no tendré la ocasión, me complazco en encontrar otras maneras de parir y ser madre. ?

Las mujeres nos saboteamos unas a otras, porque esto es lo que nos ha enseñado el sistema de dominación (no le llamo sistema patriarcal, porque prefiero utilizar el lenguaje de Riane Eisler, pero a esto me refiero).

No hay más que echar un vistazo a los cuentos de niños que nos han contado... Blancanieves, La Cenicienta, La Bella Durmiente, Hansel y Gretel ... todos plagados de una mujer malvada, a menudo, la madrastra. Cuentos que nos enseñan a desconfiar de las mujeres, incluso las más cercanas.

Y... ¡bueno, es la hora de romper con eso, y empoderarnos unas a otras! Confiar en nuestro lado maternal, amoroso y compasivo, que esos cuentos robaron a tantos personajes femeninos.

No es fácil encontrar esa tribu... esa sororidad o hermandad que mencionas, simplemente porque muchas mujeres aún duermen.

La tarea de inspirar, despertar y llamar al círculo para que las mujeres nos unamos, es inmensa. La meta, según Jean Shinoda Bolen, es un millón de círculos. Sólo entonces, según ella, ocurrirá el cambio.

¡Y tenemos tanto por lo que luchar! Como bien dices, en la sociedad estamos también nosotras. ¡Somos la mitad! Pero el mundo está desequilibrado, porque no hemos sido tenidas en cuenta, ni nosotras, ni nuestra menstruación, ni nuestra maternidad, ni nuestras cualidades estereotípicamente femeninas.

El resultado, ya lo vemos en nuestra vida diaria. Necesitamos movernos hacia un sistema más «socidario»... (desde ayer estoy usando esta palabra inventada para definir el sistema de organización social más solidario, igualitario, de mutuo respeto, que sostiene la vida en lugar de destruirla, y que valora las cualidades estereotípicamente femeninas, como cuidar de los demás... tal y como es definido por Riane Eisler).

Por supuesto que no parece fácil lograrlo... Pero supongo que tampoco les pareció fácil a nuestras antepasadas tener el derecho de votar. Hay que pensar y actuar a largo plazo.

Por ejemplo, lo que mencionas de que no recibes ningún salario ni tampoco cotizas a la seguridad social por tus dos trabajos, a saber cuidar de tu casa y de tus hijos, sería distinto si pudiéramos promover y fomentar el sistema económico propuesto por Riane Eisler ... Le vamos a llamar «socidarismo» o economía del cuidado.

En su libro La Verdadera Riqueza de las Naciones: Creando una Economía del Cuidado, Riane Eisler explica cómo es posible tener un sistema económico más justo y solidario si dejamos de considerar el trabajo de criar y cuidar como reproductivo (así lo definieron los padres, tanto del capitalismo como del comunismo/socialismo), y lo empezamos a considerar como productivo. ¡Pues produce el capital más importante: capital humano de alta calidad! Y, por supuesto, sacar del Producto Internacional Bruto todo aquello que perjudica y destruye la vida.

¡Creo que ya hemos dejado demasiado tiempo el mundo en manos exclusivas del pensamiento y energía masculina! ¡Es hora de empezar a equilibrar!

¿Y cómo lo hacemos? ... Si no llegamos a políticas ni líderes sociales... desde nuestro entorno, debemos "cambiar la conversación" ... Dejar de estar de acuerdo en que es normal, lo que ahora les parece normal a la mayoría.

Responder
Marellori
Respuestas: 4
Registered
(@marellori)
New Member
Registrado: hace 12 meses

Querida @msec Marta,

Hay algo que me remueve mucho siempre que oigo hablar de ello. No sé si en otra vida me pasó a mí o porqué. Lo cierto es que este és uno de los temas que más me hacen enfadar, la decisión de ser madre como mujer.

Gracias al universo o a que yo sólo me enfoqué en eso, pude encontrar una pareja con la que tener hijos. Mi vida no es perfecta, tanto menos mi relación con el papá ni con mis hijas. Es todo un work in progress, pero desde que era jovencita tenía una cosa muy clara y esta era la de ser madre de una familia numerosa. No sabía como iba a hacerlo, pero no me cerraba ninguna prueba, para mí era esencial o vital.

Tener hijos, en el entorno en el que vivimos hoy, es más fácil que nunca. Si no consigues una pareja estable que te cuadre, siempre puedes simplemente hacerlo con una inestable, puedes ir a un banco de esperma e inseminarte, puedes adoptar, puedes ir a otros países y contratar una madre de alquiler si tu cuerpo no te permite gestar tus propios embriones, En fin, las posibilidades para una mujer de tener hijos son ilimitadas prácticamente. Como dicen muchas mujeres hay otras formas de ser madre, como cuidando a los demás, levantando un proyecto o empresa, pero me voy a centrar en el más literal.

El problema, es que muchas veces confundimos las ganas de ser madre y querer fecundar un hijo propio nuestro, con todo el resto de conceptos que nos han metido en la cabeza, parte de ello, como comentabas tú misma, tiene la culpa Disney. Otra parte el colectivo femenino pasado. Y es que ser madre viene en un pack, viene en el lote del príncipe azul, con el trabajo estable, precedido de unos estudios secundarios o incluso superiores. Y es un TIMO

Cada una de esas partes del lote es un engaño. Para empezar quizás no necesites un príncipe azul, quizás no lo quieras, quizás no lo encuentras, quizás no está o no hay alguien compatible contigo o peor todavía cuando lo encuentras este no quiere tener hijos, por causas mil : ya tiene, no le gustan, no le apetece, no quiere una relación seria, tiene una enfermedad hereditaria que no quiere traspasarle a sus hijos, le da miedo quedar relegado...

De los estudios, ¿qué te voy a contar? ¿Cuantas personas conoces hoy en día que se dediquen sólo y exclusivamente a la carrera que eligieron cuando tenían 18 años? Y tiene sentido, yo por ejemplo no me parezco en nada a la persona que era con 18, resultaría muy raro que entonces las mismas cosas que me motivaban entonces me motivaran también ahora, ¿no? Pero no sólo es eso, es que nos vendieron la historia de que teniendo unos estudios nos asegurábamos un futuro estable. Mi padre incluso me decía que hasta para estar en una fábrica tener carrera era importante, porque eso significaba que el día que fueran a ascender a alguien sería yo, porque tener estudios significaba tener cultura. Luego llegó la crisis del 2008... ¿Hemos aprendido algo? Que los estudios formales... no siempre son la solución, junto a la otra gran mentira que hemos comprado : el trabajo estable. Esto pertenece a otra era. A cuando el mundo y la sociedad todavía pensaban en el prójimo.

Después de este rollazo... lo que venía a decirte es que ninguna mujer tiene que coartar su necesidad e instinto materno. Que entiendo que hayas querido buscar a tu príncipe azul (porque yo también lo hice en su momento) y que entiendo que quieras darle un ambiente de vida "estable", solo quería mostrarte que todo eso es innecesario.

En cualquier caso, no estás caducada, hoy día las mujeres pueden gestar mientras son fértiles. No nos vamos a engañar, conforme una mujer se va haciendo más mayor va ganando más puntos para ciertas situaciones desagradables durante el embarazo, pero eso no implica que no puedas hacerlo. ¿Quieres ser mamá? ¿De verdad quieres ser mamá? Pues adelante, que nada te pare, después de la supervivencia no hay ningún instinto más fuerte que el de ser madre.

Y dicho esto, que ya me he quedado más a gusto (te leí anoche, pero con el móvil me es imposible acceder al foro, así que tenía que esperarme a la mañana para poder usar el pc), ¡Tengo muchas ganas de leer el libro que estás traduciendo! De hecho quizás lo busco en inglés y así me entero yo también de estas cosas tan interesantes que comentas. Yo también soy traductora por casualidad de Andrea Olson, la Gurú de la higiene natural intantil americana. Así que mira, ya tenemos algo en común 😉 Lo único que a mí me pagará en rollalties, así que ya veremos si se venden muchos libros suyos o no, jejejeje

El mundo que plantea Riane es un poco Utópico ( no te ofendas con este comentario, porque yo soy amante de las cosas difíciles e incalcanzables), ¿no te parece? Al menos en un primer momento, quizás darle la vuelta al mundo es muy difícil y fuese mejor empezar dando pasos más pequeños. ¿Cuál crees tú que sería un buen primer paso? ¿o lo más importante qué cambiar? ¿Cuales són las cosas que hay que cambiar? ¿hay algo con lo que quedarnos? Me gusta que haya una mujer (entiéndase como persona, sin tener en cuenta el sexo) que se esté planteando un cambio de paradigma a nivel global de sociedad, pero ¿solo está ella? Quiero decir, ¿no tiene un círculo de personas junto a ella que resuenen pero que hablen ligeramente distinto? Porque me parece difícil que una sola persona, con una sola vivencia sea capaz de establecer un nuevo "órden mundial", me sería más gratificante, ver que es un colectivo el que mueve las cosas, el que decide en común, argumenta, habla, piensa. Hay muchas teorías que dicen que todos estamos conectados e inter relacionados, no sé si me estoy expresando adecuadamente, porque a menudo mi cabeza va mas rápido que mis palabras...

En cualquier caso, encantada de estar aquí y poder saber más de todo este mundillo que desconozco. Encantada de que tengas ganas de explicarnos todo esto y nada, si te apetece ven un día a tomarte un té a mi humilde morada y me cuentas más ^^

Responder
Página 1 / 3
Compartir:

¡Regalo de bienvenida!

50% de descuento al reservar tu espacio cualquier mes en nuestro círculo virtual

¿Quieres recibir por correo electrónico las novedades sobre nuestros círculos, artículos del blog, etc.?

Rellena este formulario. (Recibirás un correo electrónico con instrucciones para que puedas confirmar que deseas que te envíe información periódicamente).


INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS.
Responsable: Marta Mondéjar.
Finalidad: Recibir periódicamente en tu bandeja de correo electrónico novedades e información comercial, entradas del blog y otra información de tu interés, siempre relacionadas con esta web, y en particular, con las actividades de la comunidad.
Destinatarios: No se comunican datos a terceros.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos. Puedes darte de baja en cualquier momento a través del enlace que encontrarás para ello en cada correo electrónico que recibas.
Almacenamiento y Tratamiento: Tus datos serán transferidos a la plataforma de MailRelay, donde quedarán almacenados y serán tratados con la finalidad indicada.


¡Ven a nuestro próximo círculo!

Conecta con la guerrera que vive en ti
La guerrera es un arquetipo o rasgo de la personalidad que todas podemos desarrollar. Cuando se activa en ti, te proporciona el coraje que necesitas para decir tu verdad y establecer límites. Sólo tenemos que aprender acceder a ella. ¡En este círculo conectaremos con esa guerrera interior!