web analytics

Mujeres Sentadas en Círculo

Te invito a formar parte de una tribu de mujeres con la misión de cuidar de sí mismas y de construir una sociedad «socidaria», en torno a los valores que sustentan la vida, tales como el respeto mutuo, la igualdad, el empoderamiento, la empatía, la solidaridad y cuidar de otros. ¿Te unes?

Mujeres Sentadas en Círculo

Te invito a formar parte de una tribu de mujeres con la misión de cuidar de sí mismas y de construir una sociedad «socidaria», en torno a los valores que sustentan la vida, tales como el respeto mutuo, la igualdad, el empoderamiento, la empatía, la solidaridad y cuidar de otros.
¿Te unes?

Foros de discusión (Punto de Encuentro)

El foro es el lugar perfecto para reunirnos a tener conversaciones trascendentes. A diferencia de los grupos de Facebook, en un foro, las conversaciones se agrupan por temas, jamás se pierden, y pueden ser leídas y releídas en cualquier momento. 

Punto de Encuentro

Si ya tienes o participas en un grupo de Facebook, quizá ya sepas sus desventajas… Como administradora, quizá sientas que tus usuarias no llegan a leer tus publicaciones, y como usuaria quizá sientas que te estás perdiendo algunas cosas, porque no puedes estar pendiente todo el día…

¡Un foro es mucho mejor! ¡Por eso, os invito mujeres a traer vuestras conversaciones aquí!

Si deseas ser moderadora de un foro público o privado sobre un tema de empoderamiento femenino, o transformación cultural con el que trabajas, contacta conmigo.

Si quieres participar, hazte miembro de nuestra comunidad o inicia sesión si ya estás registrada.

Foros públicos: para leer y conversar de diferentes temas de «socidaridad» y empoderamiento femenino. Sólo las miembros de la comunidad pueden participar, pero cualquier persona puede leer lo que se comparte.

Foros privados: para conocer, compartir y disfrutar de la compañía de otras mujeres «socidarias». Sólo las miembros de la comunidad pueden leer y participar. Su contenido no está disponible para personas ajenas a la comunidad.

Normas de uso: mantén el respeto en todo momento. No des consejos ni opiniones. Escucha y comparte tus vivencias. No compartas datos personales ni información sensible.

Tienes que iniciar sesión o unirte a la comunidad para crear publicaciones y debates.

Queremos criar a nuestros hijos nosotras mismas

¿Te gusta la idea de dejar a tu bebé en una guardería para irte a trabajar?
Sí, para mí lo más importante es mi trabajo.
No, yo prefiero estar con mi bebé, y darle todo el amor que necesita durante sus primeros años.
12

Totalmente de acuerdo, @marellori, en que las mujeres han enseñado a sus hijos a ser machistas. En mi casa, no ocurrió, pero en el cole mis compañeras lo comentaban, que a ellas se les mandaba poner y quitar la mesa a sus hermanos, así como cocinar para ellos.

¿Eso qué significa? Que tanto los hombres como las mujeres somos responsables del sistema social de dominación (llamadlo patriarcal si queréis) en el que vivimos. Las madres y las abuelas apoyaban, y quizá algunas aún apoyan, este sistema, porque las enseñaron a apoyarlo.

También existen mujeres, orgullosas de que sus hijos adopten posturas violentas, e incluso mueran en causas... que miradas por estas lentes de Riane Eisler, que no distinguen entre derechas e izquierdas, religiosidades o ateísmos, nacionalidades, razas ni sistemas económicos... apoyan, en definitiva, al sistema de dominación presente en cualquier acto de violencia.

Y todo se reduce a un problema de educación, que obviamente se transmitirá indefinidamente, hasta que empecemos a romper el patrón.

Por eso, cuando leí a Riane Eisler y al mismo tiempo supe de los círculos de mujeres, se me ocurrió que los círculos de mujeres podrían ser pequeñas cédulas "amoristas" que reventaran el sistema actual... a base de autoeducarnos, despertarnos, cambiar el patrón y transmitirlo a las nuevas generaciones. ¿Lo haremos?

Pero esto, que es muy interesante y da para mucho, debe ser tema para otro hilo...

Respecto a dónde se vive mejor... ¡en los países nórdicos! Noruega, Suecia, Dinamarca y Finlandia, probablemente. En esos países, la socialdemocracia es una realidad, en vez de una pantomima..., y tener hijos es otra cosa. Son sociedades más cercanas a la socidaridad que nosotros. ¡Eso sí! ¡Menudo frío!

Violencia obstétrica... ¡qué miedo me da... esa manera de rajar, esa manera de tratar...! Muy poco respeto hacia el acto sagrado de parir... (¡y de nacer!), y por eso tantas mujeres están volviendo a parir en su casa...  ¿Quieres que abramos otro hilo para este tema? (Por cierto, las miembros de la tribu, podéis abrir hilos en el foro que consideréis más apropiado para una nueva conversación.

Lo que dices sobre la poca consideración de los comentarios de algunas personas, y los pocos cuidados y atenciones que puede llegar a recibir una mujer que acaba de dar a luz, y la soledad... es un llamado a nuestra conciencia como mujeres... Un llamado a hacer tribu. Sí... ya sé que dirás que no encontramos esa tribu por ninguna parte. Es algo en lo que hay que reflexionar y pensar en cómo cambiarlo...

Y, por último... mi idea de llevar al bebé a la oficina no está, por supuesto, por encima de la idea de tener permisos más largos... De uno a tres años para criar bebés, y que eso no afecte a nuestra capacidad de reincorporarnos al mercado laboral cuando hayamos criado, ni a nuestra capacidad de poder jubilarnos con los mismos derechos que quien haya estado trabajando toda su vida sin criar. (Esto no puede ser imposible... si no, que le pregunten a alguna mujer noruega...).

Pero mi idea venía en el interés de normalizar la crianza... de no excluirla del sistema laboral. Por ejemplo, ¿habéis visto alguna vez a una africana trabajando en el campo, con su bebé a la espalda? No digo que sea la situación más ideal ni deseable... Pero mirando al mundo natural, ¿no hemos visto también simios, y otros mamíferos cargando a sus crías mientras hacen vida normal?

Sólo era una idea... y no sé si se podrá elaborar... Como no he tenido hijos por ahora, quizá alguien que sí los haya tenido piense que es descabellado, pero he hablado con una limpiadora de la oficina donde trabajo, que se ha incorporado hace poco, tras las dieciséis semanas que se le ha permitido estar con su bebé... La veo con unas ojeras terribles... Va arrastrando su cuerpo y su vida mientras limpia. A las siete de la mañana, ha dejado al bebé en la guardería... Creo, y ella me lo ha dicho, que estaría mejor si al menos pudiera dejar al bebé en una guardería que hubiese en nuestro edificio... o al lado de alguna de nosotras que trabaja en la oficina... Por supuesto, estamos hablando de algo imposible mientras no haya tribu, amor y comunidad en esa oficina.

Puede parecer utópico... (y seguramente lo sea) ... Pero si no se nos ocurre que las cosas podrían ser de otra manera, nunca las crearemos.

La gente va a lo suyo... ¡qué duda cabe!

Por eso se titula el nuevo libro de Riane, "Nurturing Our Humanity" ... Y es que nuestra humanidad está muerta de hambre... no la alimentamos ni la cultivamos... Y seguimos creyendo que es la naturaleza humana. Que somos egoístas y violentos por naturaleza. Eso es lo que este nuevo libro desmiente, por supuesto, amparado en estudios serios: ¡depende de cómo nos eduquemos! ... Y no nos estamos educando en el amor a los demás, ni en la tribu, sino en el egoísmo y el individualismo más terrible.

 

 

Hola a todas¡¡¡ Me gusta mucho todo lo que estáis expresando,

Yo soy Mama de una niña de 4 años y un niño de dos ,así que ahora en mi vida están muy presentes las energías masculinas y femeninas.

Hace unos meses hice constelaciones familiares y el tema que salio fue el linaje materno y la carga que llevamos como mujeres,en el caso de mi familia se veían mujeres que estaban dedicadas absolutamente al cuidado de sus hijos hasta tal punto que se olvidaban de ellas mismas y hombres que se refugiaban en el alcohol en el trabajo, en el campo porque entraban en un circulo en el que las mujeres los culpaban y juzgaban y ellos  a su vez  trataban mal  a las  mujeres , y las mujeres no podían soportar que se les acercara a ella y mucho menos a sus hijos, porque ellas sentían que ellos no merecían el cariño de sus hijos y se alejaban mas y mas de la familia y aunque en realidad querían acercarse y no sabían como hacerlo y así se retro alimenta el ciclo. En esta constelación pide con todo respeto y amor a mis ancestras que me permitieran hacerlo diferente porque esa carga ya no me pertenece. Y sentí una gran liberación y un enorme agradecimiento por mi y por mi hija. Desde entonces estoy en un trabajo constante de reconocerme viendo patrones, hábitos y conductas que repito de las mujeres de mi familia, algunos los voy soltando y otros me cuesta mas desprenderme de ellos, eso si es una bendición poder ser consciente y saber que podemos hacerlo diferente, que tenemos el permiso, es responsabilidad  100% nuestra.

Después de esta constelación pensé que tenia que trabajar el lado femenino de mi vida,de mi cuerpo, de mi ser, y cual fue mi sorpresa cuando todas las cosas que he ido haciendo, círculos de mujeres,círculos de mantras, temazcal, etc.. me han ido llevando a trabajar mi lado Masculino en mi misma y en mis relaciones, sobre todo con mi pareja y mi hijo y también mi padre.

Hasta que hace poco hice otra constelación familiar y el tema que salio fueron los hombres y la carga que llevan como hombres, un tema que a mi como madre de un niño me preocupa, porque mi hijo tiene una energía femenina muy hermosa y dulce y mucha fuerza como hombre y me preocupaba no saber acompañarlo con respeto y amor para que pueda amar tanto su parte femenina como la masculina. El tema de la constelación me dio claridad al ver algunos hombres fríos y serios y a otros con gestos de enfado y mas agresividad. y eran así porque no sabían ser de otra forma, hombres que querían mucho a sus mujeres  y aun así les hacían daño a ellas y sus hijos porque  no sabían hacer las cosas diferentes. y ellos sufrían esa carga en silencio porque como hombre tiene que ser duro, fuerte, no llorar etc... todo lo que según nuestra sociedad debe ser un hombre valido.

Al final la conclusión que yo saco de estas experiencias es que es súper importante que empecemos a tener claro que es ser un hombre sano y una mujer sana. Para mi es imprescindible que empecemos a interiorizar esto tanto hombres como mujeres, y a volver a construirnos con mucho amor, teniendo en cuenta que uno encarna lo masculino y otro lo femenino pero ambos somos masculinos y femeninos, permintiendonos ser y sintiéndonos con mas respeto y amor. Y que realmente para que esto suceda tenemos que hacer nuestro parón personal y reencontrarnos y reconocernos (me refiero a la meditación yoga etc,.., Es la forma o herramienta que siento puede hacer que yo cambie y eleve mi conciencia para liberarme de estos patrones y creencias y en definitiva dar la oportunidad a mis hijos de liberarse y sean libres para ser y hacer su propósito en la vida.

Porque escribo esto ,pues la razón es que me he visto reflejada en todo lo que comentáis y tenia la necesidad de aportar este tema que es el que esta más presente en mi vida ahora mismo.

muchas gracias a todas y a Marta por crear este espacio.

gracias, gracias y gracias

 

 

¡Pues muchísimas gracias a ti, @marga por tu aportación a la conversación!

No extraña que las constelaciones familiares revelen esa herida, tanto la femenina como la masculina, que arrastramos desde hace algunos milenios.

Pero justamente es eso, algunos milenios nada más. ¿Por qué digo esto? Porque lo que Riane Eisler reveló hace más de treinta años en su libro El cáliz y la espada, a la luz de la arqueología, si bien no se ha difundido ampliamente, y sigue sin enseñarse en las escuelas, es que la humanidad no fue siempre así.

¡Sí, así es! Nuestras ancestras más antiguas de sociedades cazadoras y recolectoras, allá por el Paleolítico y gran parte del Neolítico no cargaban esta herida como colectivo, ni tampoco nuestros ancestros. En la mayoría de las agrupaciones humanas de aquel tiempo, ellos y ellas eran iguales, y se comportaban como compañeros o socios solidarios, corresponsables de los hijos junto con la entera comunidad.

Se sabe que los hombres primitivos no dominaban a las mujeres, como se nos ha hecho creer, sino que las veneraban como representantes de la gran diosa, que hoy sabemos que aquellos pueblos adoraban. La diosa representaba el poder de la vida que tenía la tierra y de alimentarla.

Así que nuestra herida ancestral, después de todo, no tiene más de ocho mil años. Y es cierto, son muchas generaciones. Pero el tiempo transcurrido y el número de generaciones durante las cuales las cosas fueron diferentes, es mucho mayor... unos veintidós mil años hasta llegar a los treinta mil años, si mal no recuerdo, que somos homo sapiens sapiens. Y es más que probable que, aún antes de llegar a convertirnos en nuestra especie, el amor, la solidaridad y el cuidado entre hembras y machos fuese lo habitual, pues nuestra evolución como seres humanos, se debe justo a ese comportamiento, y no al contrario.

A mí, este conocimiento me consuela muchísimo... saber que esta herida femenina que puedes ver en las constelaciones familiares no siempre fue así. Saber que hubo épocas matrísticas, en las que nuestras ancestras no eran sometidas, y que su poder de traer hijos al mundo era venerado, y que, contrariamente a lo que sería un matriarcado, los hombres no estaban en desventaja alguna tampoco. Eso me hace pensar que hay esperanza para la humanidad a todos los niveles.

Me hace pensar que las mujeres podemos recuperar el respeto y la honra que merece el acto de parir. Y podemos recuperar a aquellos hombres que cuidaban de nuestros hijos con nosotras.

De hecho, ya estamos políticamente más cerca en muchos países. Se empiezan a ver propuestas de reducir la jornada laboral para fomentar la conciliación familiar, y de paso, cuidar del planeta (porque un día menos de ir a trabajar, significa un día menos de congestión de tráfico y alta contaminación), y se empiezan a ver propuestas para "masculinizar los cuidados", una empresión que realmente significa poner en contacto a los hombres con su lado femenino, y darles permiso para ver que dedicarse a cuidar, y mostrar sus tiernos sentimientos, no atenta contra su hombría.

12
"Lo que es bueno para la mujer, es bueno para el mundo" ~ Riane Eisler