El reto de ser auténticas

Ser auténtica no es fácil… A menudo, nos colocamos máscaras para ser aquello que creemos que debemos ser o que otros esperan de nosotras que seamos. El resultado es una vida que no podemos disfrutar plenamente, siendo quienes realmente somos.

Es posible que, a veces, la farsa, haya que mantenerla por seguridad, verdadera o imaginada. Porque no nos parezca seguro ser quienes verdaderamente somos. Bien, por miedo al rechazo, al ridículo, al despido de un trabajo, a la soledad… incluso al fracaso, al desahucio, al hambre… ¿Quién sabe? O porque creamos o sintamos que aún no es el momento adecuado para mostrarnos tal y como somos, o dedicarnos a lo que realmente queremos, por las razones anteriores u otras.

Pero ser auténticas es muy importante, precisamente para vivir esa vida que realmente deseamos, sin máscaras.

La clave para ser auténticas

Para ser auténticas con nosotras mismas, que al fin y al cabo es lo más importante, ciertamente necesitamos valor, pero también amarnos tal y como somos.
Sin fisuras. Sin dudas. Sin miedo al qué dirán. ¡Libres!

Sin embargo, como muestra un credo de HeatherAsh Amara que os comparto hoy, la clave para conseguirlo es el respeto. Respeto por nosotras mismas, y por supuesto, también por los demás.

Pero concentrémonos hoy en el respeto por nosotras mismas. ¿Qué aspectos de nosotras mismas debemos respetar?

Veámoslo en el credo para crear autenticidad, extraído del libro El Camino de la Diosa Guerrera.

Credo para crear autenticidad

Como diosa guerrera, crearé autenticidad…
Respetando mis decisiones,
Respetando mi cuerpo,
Respetando mis dones,
Respetando mis fortalezas,
Respetando mis debilidades,
Respetando mi sabiduría.
Y haciendo lo mismo respecto a otros.

HeatherAsh Amara. El Camino de la Diosa Guerrera.

Respetar mis decisiones

Para respetar el resto de aspectos que menciona la lista, es vital respetar nuestras decisiones. Sobre todo, las que ya hemos tomado en favor de nuestro bienestar y en favor de nosotras mismas. No las cambies simplemeente para no desagradar o desilusionar a otras personas. Sé fiel a ti misma.

Y, sobre todo, sé fiel a ti mismo,
pues de ello se sigue, como el día a la noche,
que no podrás ser falso con nadie.

Hamlet. Consejos de Polonio a su hijo Laertes. W. Shakespeare.

Baste con decir claramente “sí” o “no”. Pues lo que se aparta de esto, es malo.

Mateo 5:35. La Biblia. Versión “Dios Habla Hoy”

Respetar mi cuerpo, mis dones, mis fortalezas, mis debilidades y mi sabiduría

Básicamente, se trata de respetar nuestro cuerpo, y nuestra naturaleza femenina. A ello le sigue de forma totalmente natural y orgánica el respeto por nuestros dones, fortalezas, debilidades y sabiduría.

Un ejemplo clásico de respeto al cuerpo que funciona de esta manera, es respetar el cuerpo moderando el consumo de alcohol. Poco podemos hacer respecto al resto de factores, si el alcohol anula nuestra capacidad creativa, o nos sirve para escapar de nuestra vida o nosotras mismas, sin afrontar la realidad ni utilizar nuestra sabiduría para resolverlos.

Pero hoy se me ocurre otra forma de trabajar en el respeto de todos estos aspectos de nosotras mismas en un solo paso. Se trata de respetar nuestro cuerpo, respetando nuestra naturaleza femenina.

Será porque últimamente me estoy enfocando mucho en la importancia de no anular nuestra ovulación y nuestras hormonas femeninas con la píldora, que se me ocurre que difícilmente podemos respetar nuestro cuerpo, dones, fortalezas, debilidades y sabiduría si lo hacemos.

¿Cómo ser nosotras mismas, sin esas cuatro mujeres que viven en nosotras y sin nuestro ciclo? ¡La doncella, la madre, la chamana y la anciana! Mucho se habla de ello en los retiros de empoderamiento sexual femenino, y son muchas las mujeres que confeccionan diagramas lunares para tomar nota de las diferencias que notan a lo largo de su ciclo.

Pero estas cuatro energías quedan erradicadas, borradas de nuestro ser, cuando tomamos la píldora. Es así porque todos estos cambios que se producen a lo largo de nuestro ciclo, ocurren gracias a las hormonas que se producen durante nuestro proceso de ovululación. Aún si de manera subjetiva las sentimos, nada se compara a vivir realmente desde nuestros cambios hormonales, nuestras cuatro energías.

La píldora y mis dones, fortalezas, debilidades y sabiduría

Así, al tomar la píldora u otro anticonceptivo hormonal, ¿dónde queda nuestro don de dar la vida (si así lo elegimos)? Una cosa es elegir no utilizar nuestro don, temporal o definitivamente, y otra muy distinta es castrarlo químicamente. ¿Dónde está el respeto por ese don? En cambio, podemos elegir gestionar ese don. Sólo debemos adquirir un conocimiento sobre nuestra fertilidad que nos dará un poder que cualquier bruja del pasado envidiaría. O, tal vez, sólo envidiaría esa simple herramienta moderna que es un termómetro basal.

Hay otros dones, como el de la creatividad, la intuición… que son favorecidos en gran medida en distintas etapas de nuestro ciclo, influenciado por nuestras hormonas.

Nuestras fortalezas y debilidades también salen a relucir en los momentos más precisos de nuestro ciclo, y son una gran fuente de autoconocimiento.

Nuestra sabiduría está íntimamente ligada a la etapa del ciclo llamada “la anciana”, el momento más intropectivo, meditativo y reflexivo, que ocurre con nuestra menstruación.

Pero, si leíste mi artículo Diez Preguntas sobre la píldora anticonceptiva que deberías hacerte ya sabrás, que el sangrado que tienes cuando tomas la píldora, no es tu menstruación. Tampoco conlleva sus energías, su instropección ni su sabiduría.

La píldora y mis hormonas y energías femeninas

¿Qué ocurre realmente con tu doncella, madre, chamana y anciana cuando tomas la píldora? La respuesta está íntimamente relacionada con lo que ocurre a tus hormonas.

Para ilustrar lo le que ocurre a tus hormonas femeninas, esas que fluctúan haciéndote vivir de manera cíclica, cuando tomamos la píldora, podemos ver las siguientes imágenes.

Un ciclo ovulatorio normal, cuando estás sana y no tomas la píldora. Tus hormonas fluctúan dando lugar a difererentes energías y estados de ánimo.
Un ciclo llamado anovolatorio, porque eventualmente se produce un sangrado, pero desde el punto de vista de la fertilidad, el ciclo no ha terminado y se trata de un ciclo con fase folicular larga… Mientras no ovulas, no llegas a la etapa del ciclo que llamamos la Madre. Estás en la doncella. Pero esta es una situación que puede deberse a estrés o un problema de salud.
Aquí no hay ciclo… El sangrado ocurre por deprivación del medicamento que estás tomando. No es ni siquiera necesario hacer este descanso. Tu ciclo y tus hormonas están anuladas. Tu diagrama lunar tal vez refleje tus sensaciones subjetivas, pero no hay realmente ninguna fluctuación significativa.

¡Quiero respetar mi cuerpo y vivir en mi autenticidad femenina!

¡No tomes la píldora! En el artículo anterior, Diez preguntas sobre la píldora que deberías hacerte, te doy aún más razones. Y en el artículo La píldora no me empodera, ¡la sintotermia sí!, podrás leer qué alternativa estoy usando para evitar un embarazo. En YouTube, he publicado un video de introducción al método sintotérmico, ¡y vendrán más!

Aquí te dejo mi último diagrama lunar, elaborado teniendo en cuenta los cambios reales, según la observación efectiva y real de los síntomas y las temperaturas que marcan dichas etapas de mi ciclo menstrual.

Ciclo menstrual en el que se observa las fases de la anciana, la doncella, la madre y la chamana, según la observación consciente de la fertilidad, aplicando el método sintotérmico

¿Te gustaría leer más artículos como éste? ¡Suscríbete, y no te pierdas ninguna entrada de este blog!

¿Seguimos en contacto?

Dejar un comentario

Información básica sobre protección de datos

Responsable: Marta Mondéjar
Finalidad: Moderación, publicación y respuesta a comentarios de usuarios.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros salvo obligación legal.
Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través de este enlace.
Información adicional: Puedes consultar la información completa y detallada sobre protección de datos en mi política de privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto las condiciones de uso. *

ocho + 12 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.